DIY: decora tu mesa en Navidad

Queda poco para Navidad y si os toca ser anfitriones este año, estaréis pensando no solo en el menú navideño, sino también en la decoración, ya que la mesa suele ser el centro de atención durante la velada. Pero ¿ese mantel bonito que solíais usar se ha quedado algo anticuado? o ¿eso de doblar servilletas de cierta forma no es lo vuestro? ¿No sabéis cómo presentar los cubiertos? Durante estas últimas semanas surgen muchísimas ideas, pero tenemos poco tiempo para realizarlas, ¿verdad?

Por eso, como siempre en Mercería Botton, os proponemos un par de ideas en forma de tutorial, rápidas, sencillas y que quedarán monísimas en vuestra mesa. ¡No pasarán desapercibidas!

 

Decora tu mesa de Navidad DIY

Hoy os proponemos diversos porta cubiertos y para aquellos que os preguntáis qué son en concreto, los porta cubiertos suelen ser pequeños sacos hechos de diferentes materiales, donde podemos presentar nuestros cubiertos a la mesa. Se pueden hacer de tela, de fieltro e incluso de yute.

Suelen ser muy fáciles de realizar y con poco trabajo conseguirás presentar una mesa para estas fiestas muy bien ambientada.

 

Materiales para el porta cubiertos

Empezamos como siempre detallando los materiales podéis usar:

  • Fieltro
  • Cinta de rafia o yute
  • Tela con motivos navideños
  • Cintas, puntillas, bies o cordones con diversos motivos y texturas
  • Cascabeles
  • Herramientas habituales de costura como pegamento textil, aguja o hilo, etc.

Cómo hacer un porta cubiertos navideño

Empezamos con el porta cubiertos más sencillo y quizás algo más infantil, ya que consiste en dibujar un árbol de navidad en fieltro de la altura de los cubiertos, alrededor de 20cm, recortarlo y después, recortar una pequeña franja rectangular donde insertaremos los cubiertos.

Si los árboles de navidad no son los nuestro, podemos hacer un calcetín de Navidad y decorarlo con cordón de rafia y cascabeles.

Comenzamos haciendo un patrón del calcetín que recortaremos dos vece en el fieltro. Juntaremos ambas caras para coserlas, dejando una apertura superior para insertar los cubiertos. Lo último es ponerle el cordón de rafia alrededor. A modo de consejo, si es escurridizo, podemos usar pegamento textil para adherirlo al fieltro. Una vez empecemos a hacer el nudo, insertamos los cascabeles, uno en cada extremo y hacemos el lazo. De esa forma los cascabeles quedan dentro. Es importante poner celo o quemar las puntas del cordón para que no se deshilachen.

 

Si queremos subir el nivel un poquito, podemos hacer una pequeña bolsa para los cubiertos usando rafia, que, decorada con una puntilla, bies, y un lazo en la parte superior queda muy cuca. Además, si tenemos muchos comensales, podemos ahorrar tiempo usando pegamento textil, ya que normalmente si no queremos que se noten las costuras del bies, debemos emplear más tiempo cosiendo.

Empezamos doblando la cinta de yute dejando unos 5 dedos y la aseguramos con alfileres. Es importante empezar a decorar la parte superior antes de coser o pegar la rafia junta porque nos hará la tarea mucho más fácil. Solo debemos cortar un pequeño trozo, tanto de bies como de puntilla de la medida del ancho de la rafia. Pegaremos o coseremos la puntilla primero, después, doblaremos el bies por la mitad y lo pegaremos o coseremos. Es aconsejable usar pegamento textil en vez de coser ya que el bies se debe coser dos veces, una por dentro y otra fuera para que quede totalmente asegurado. Una vez tengamos el bies doblado, lo pegaremos a la rafia, quedando por encima de la puntilla. Solo queda ponerle un lazo decorativo y pegar o coser los lados del saquito.

 

Si somos algo más manitas, podemos usar telas con motivos navideños, entretela para reforzar y picunela para decorar. Empezaremos recortando dos trozos de tela, cada uno de 25cm x 12cm. Si nuestra tela es poco rígida, podemos usar entretela para reforzarlo. Lo siguiente que debemos hacer, antes de coser es cortar otro trozo de tela de 13cm x 12cm que usaremos como bolsillo. Antes de coser todo junto, podemos decorar nuestro bolsillo con picunelas que podemos pegar o coser, además de hacer el dobladillo al bolsillo. Una vez cosamos todo junto, podemos rematar nuestro saquito para darle un acabado más limpio.

 

Y con esto, tendríamos unas navidades DIY, no solo para los más manitas, si no para toda la familia. ¡FELICES FIESTAS!