Tutorial: Cómo coser con polipiel

Hace un mes os preguntábamos por Instagram sobre que os gustaría un nuevo tutorial y recibimos una sugerencia sobre “cómo coser polipiel”. No se suele hablar mucho de cómo coser polipiel porque es más bien un tejido que da mucho trabajo y se suelen necesitar más herramientas a la hora de trabajarlo. Por eso hoy, en Botton, nos hemos propuesto echar una mano con un par de consejos que podéis usar para cortar y coser polipiel.

¿Empezamos?

 

Tutorial: Consejos para coser polipiel

Como siempre os dejamos una serie de materiales que vamos a necesitar a lo largo de este tutorial:

 

Qué es la polipiel y consejos a la hora de comprar

Como podéis observar, los materiales que vamos a utilizar hoy no suelen ser los habituales. Enseguida os explicamos porqué es así.

Pero, ¿qué es la polipiel? Al tejido polipiel también se le conoce como cuero sintético ya que tiene un acabado similar al cuero, pero su coste y comercialización es más común. Hoy en día, se usa para tapizar muebles, en ropa y calzado.

Una de las cosas que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar y coser polipiel es la tipología o morfología que necesitamos. ¿Necesitamos que sea elástica y lavable para prendas de ropa? ¿Necesitamos que sea rígida e incluso con relieve para tapizar muebles? En base a esto podemos determinar qué tipo de polipiel comprar.

 

Cortar la polipiel de manera efectiva

Una vez hemos seleccionado nuestra polipiel, nos ponemos manos a la obra para cortarla. Dependiendo del diseño que tengamos, nuestros patrones serán más grandes o pequeños, más o menos manejables. Una cosa que debemos tener en cuenta con la polipiel es que es sumamente escurridiza y es recomendable utilizar algún tipo de peso para mantener tensa la tela (ya sean libros de texto o cualquier objeto pesado) y un cutter circular que nos permitirá cortar la pieza de una sola vez, con mayor precisión y eficiencia.

 

¿Cómo podemos coser polipiel?

Lo primero que debemos hacer es unir nuestras piezas cortadas. Para ello, no vamos a utilizar alfileres o hilvanar. Si los usásemos, cabe la posibilidad de que los agujeros causados por los alfileres sean totalmente visibles una vez terminemos la tarea o que incluso se abra el tejido. Por esto, vamos a usar pinzas de costura que nos dan toda la sujeción que necesitamos sin causar daño a la tela.

 

Cuando tengamos nuestra tela lista, es hora de poner a punto nuestra máquina de coser. Es muy recomendable usar máquina de coser porque es una alternativa mucho más rápida y cómoda a la hora de trabajar tejidos difíciles.

Y os preguntareis ¿qué tenemos que poner a punto?

Bien, una de las cosas que debemos hacer al coser polipiel es cambiar la aguja. Las agujas estándar que vienen proporcionadas por la máquina no están pensadas para poder atravesar tejidos tan gruesos y por eso, en la mayoría de casos, acaban partiéndose. Por esto, es muy recomendable usar agujas especiales para coser cuero o agujas regulares que también sean aptas para tejidos como el vaquero o el cuero. Recomendamos que normalmente superen el número 100, pero siempre dependerá del grosor del tejido.

Para cambiar la aguja, la mayoría de máquinas tienen una pequeña rueda que al girarla hará que la aguja anterior quede suelta. Solo tenemos que cambiar la aguja, insertando el talón y volviendo apretarla. Existen dos tipos de talones: con una parte plana o redondo completamente. Te recomendamos que eches un ojo a un tutorial anterior que subimos sobre: Tips para coser a máquina para principiantes.

 

Lo segundo a tener en cuenta cuando pongamos nuestra máquina a punto es que debemos usar hilos de poliéster que son mucho más resistentes. El de torzal es un claro ejemplo. Esto ayudará a que el hilo no se parta.

 

Truco para coser polipiel a máquina

Y ahora os traemos un pequeño truco. La polipiel, aparte de escurridiza tiende a ser un tejido que se adhiere con facilidad no solo al cuerpo, sino también al metal y plástico. Por esto, cuando vamos a coser polipiel, muchas veces, el tejido puede quedarse pegado y no moverse, ya sea al pie de la máquina o a la misma máquina. ¿Qué podemos hacer para evitar esto? Hay diversos métodos:

  • Podemos recubrir el pie de la máquina con cinta de carrocero para que no se adhiera a la polipiel.
  • Podemos usar papel de seda entre la máquina, la polipiel y el pie de la máquina como si fuese un sándwich. Una vez tengamos las partes cosidas, solo tenemos que tirar poco a poco del papel que se romperá sin dañar las costuras.

 

A veces se dan situaciones en las que nos damos cuenta que hemos cosido una pieza mal. ¿Qué pasa si la intentamos descoser? Que las marcas de la aguja estarán ahí y que cabe la posibilidad de que al volverlo a coser la tela acabe rajándose. Por eso es importante hacer pruebas antes de pasar al producto final.

Si ya hemos acabado de coser nuestra polipiel y queremos darle un acabado más limpio, podemos optar por la costura superpuesta, volviendo a coser y dejando bordes como los que podemos ver en prendas vaqueras.

Así, con estos consejos para coser polipiel, podemos crear pantalones, cinturones e incluso chaquetas con toques roqueros de manera muy sencilla.