Cómo hacer un collar para perro

Hoy os traemos un tutorial para poner guapo al mejor amigo del hombre que tanta compañía nos hace y se merece también sus caprichitos. ¿Cómo vamos a compensarle tanto cariño? ¿Qué tal con un nuevo collar? Pensado para que sea cómodo para él/ella y para nosotros, además de ser totalmente personalizable. Y como siempre, muy sencillo de hacer.

Pero, ¿y si no tenemos perros? Siempre podéis hacer un regalo a aquellas personas o amigos que sí que tengan. Estamos seguros de que les encantará.

¿Empezamos?

Cómo hacer un collar para tu mascota

Nuestra modelo para este tutorial es Skadi, una labrador negra de tamaño medio, por lo tanto, las medidas irán acorde a ella. Si vuestro perro es más pequeño, tendréis que usar una cinta un poco más estrecha y por lo tanto, el resto de piezas respecto a ese ancho.

 

¿Qué necesitaremos para hacer el collar?

Empezamos como siempre haciendo una recopilación de materiales que vamos a necesitar:

 

Paso a paso para crear un collar para perro

Lo primero que debemos hacer es medir el cuello de nuestra mascota. Y ya que nuestra amiga Skadi es más bien grande, vamos a necesitar por lo menos 75cm de cinta de mochila o algodón gruesa para tener suficiente margen.

 

 

Una vez tomadas las medidas, calcularemos para dejar entre 5 y 10 cm para que cuando pasemos la cinta por los cierres. Que no falte cinta en caso de que queramos un collar más apretado u holgado.

 

Pasaremos primero una parte del broche de mochila por la cinta y tras ello, dejamos una distancia de 25cm hasta la hebilla corredera y otros 5cm de margen para hacer más holgado, si se desea, el collar del perro.

 

 

 

Una vez pasamos la cinta por la hebilla, la cosemos con el hilo de torzal o un hilo extrafuerte para fijar con fuerza la parte fija de la cinta. Recuerda que también podrías usar el pegamento textil, pero no te daría tanta resistencia como coserlo.

Ahora vamos con el otro extremo del collar de nuestra mascota. Para ello tienes que medir la otra mitad e introducir la semianilla y la otra parte del broche de mochila en la cinta. Cosemos con firmeza y ya tenemos finalizado el collar para nuestro perro.

 

 

 

 

 

 

 

Recordar que el collar para perro es totalmente personalizable. Puedes utilizar lazos, madroños o incluso apliques. Podemos añadirle una anilla en forma de D y un mosquetón para hacer así un dispensador de bolsas.

También podemos complicar un poco más el collar utilizando cordones de nylon de diferentes colores que podemos trenzar a modo de macramé. Desde una trenza simple hasta trenzas espigadas.

Las posibilidades son infinitas y ese pequeño peludete te lo agradecerá muchísimo 😉