3 JÓVENES ARTISTAS DEL BORDADO SOBRE BASTIDOR

¿Pensabas que el punto de cruz y bordado estaba pasado de moda? ¿Que ya queda poca gente que sepa manejarse en ese mundillo? ¡Pues estabas muy equivocad@! En este post te vamos a presentar a 3 jovencísimas artistas del bordado que rompen esos estereotipos. Muy creativas, con estilos variados y, sobre todo, con mucha ilusión por dar nueva vida al mundo de las labores. ¿Quieres conocerlas?

 

3 jóvenes artistas del bordado sobre bastidor

 

ASTROMIT

Nuria Lozano, también conocida como Astromit, es una joven bordadora que desde muy pequeña se sintió atraída por todas las artes plásticas y manualidades. Aunque de manera ‘amateur’, en sus comienzos exploró el mundo de la ilustración y la pintura como vías de escape y de expresión. Poco después comenzó a descubrir otros materiales en una mezcla de curiosidad, tozudez y superación.

 

 

Un “si me lo propongo, lo hago” en toda regla. Para ella, como buena zurda que es, esto es lo que hacía posible que pudiera desarrollar ciertas técnicas que suponen el uso más bien dirigido por y para gente diestra. Lo que parece una nimiedad, en realidad no lo es cuando hablamos de trabajar el ganchillo, la costura, el punto o el bordado. “Al final, -confiesa Nuria- es cierto que hago un batiburrillo de movimientos y direcciones que seguro que perfectos no son. Pero el proceso y el resultado me agradan, me satisfacen y me dan un placer difícil de expresar con palabras”. Y es así como hace cosa de un año y medio salió a la luz “Astromit”.

 

 

AstroMit es el resultado de mezclar sus obsesiones y pasiones dándoles forma a través del bordado creativo mediante técnicas tradicionales pero añadiendo elementos actuales. Vegetación, vida salvaje, recuerdos de su infancia, cine o literatura se abrazan estrechamente sobre bastidores de madera decorativos o en parches para ropa. Puedes echarles un vistazo a través de sus RRSS aunque es en Instagram donde más actividad suele reflejar.

IG: _astromit_

FB: @atromit.handmade

 

Para Nuria sólo hay una regla, pasarlo bien en el proceso y amar el resultado. Borda para disfrutar y disfruta bordando, encuentra ratitos entre sus labores diarias y su profesión de logopeda. Mima los detalles lo que a veces le impide avanzar todo lo rápido que le gustaría, por lo que algunos trabajos pueden alargarse a una o dos semanas.

Anima a todo el mundo probar en el precioso arte del bordado y siempre está dispuesta a echar una mano y dar algún consejo. “Lo principal es lanzarse y comenzar, incluso aunque consideres que no eres demasiado hábil con las manos”.

Consejos de AstroMit para quien quiere iniciarse en el bordado:

“Para comenzar y probar, no es necesario hacer un desembolso muy grande, aunque sí recomiendo que el material sea de muy buena calidad. Cuando comiences con las primeras puntadas verás que esto es lo tuyo y entonces comenzarás a ampliar tu colección. Os dejaré algunos básicos que no faltan nunca en mi bolso de bordado (el cual llevo conmigo a casi todas partes, desde viajes hasta la sala de espera del médico). Pero siempre puedes acercarte por la tienda Mercería Botton y pedir ayuda a todas sus encantadoras trabajadoras. Controlan mucho del tema, tienen absolutamente de todo y son un encanto.”

Tijeras y cortahílos. Me gusta que las tijeras sean pequeñas y ligeras pero fuertes, muy afiladas y con una cuerda para poder colgarlas del cuello y así tenerlas siempre a mano.

– Tela de algodón 100% en el color que quieras. Tiene que ser lo suficientemente tupida para que no tengas que preocuparte de que se trasparenten los hilos por detrás pero que no te cueste traspasarla con la aguja.

Bastidor de madera. Siempre de calidad pues no sólo son más bonitos, los tornillos no se desajustan y trabajarás más cómodamente pues la tela no tiende a destensarse.

 

 

Hilos de algodón mouliné de calidad. Mis favoritos son DMC, Finca o Anchor. Sus colores son vibrantes y dan un aspecto de calidad inigualables. Normalmente uso hebras de 1, 2 y 3 hilos, aunque últimamente estoy usando mucho la completa de 6 hilos para crear más textura y relieve. Además de hilos, puedes utilizar lana, cuerda fina, lazo, e incluso cuentas, perlas, etc.

– Rotulador/marcador textil del que desaparece (mediante calor, agua, el paso del tiempo…).

– Dedal. Sobre todo si trabajas con una aguja muy fina, una tela muy gruesa y/o tienes que incidir con varias capas de puntos en un mismo lugar. Mis favoritos son los ajustables de silicona o simplemente enrollo el dedo con cinta de esparadrapo.

– Un par de alfileres con cabeza gruesa. Para poder realizar puntos en relieve, como por ejemplo en el picote.

Agujas de varios grosores y longitudes. Tendrás que variar de agujas según el resultado que quieras conseguir y el número de hilos que compongan tu hebra.

– Cajita o recipiente pequeño para ir dejando los trocitos de hilo que vayas cortando y desechando.

 

“Una vez tengas todo listo, podrás empezar a practicar con puntos muy básicos como el pespunte, punto llano, punto de cadeneta, punto de cruz, punto de nudo o el punto de tallo, aunque hay muchísimos más.  Así pues, sólo queda marcarte el diseño a seguir ¡y comenzar!.”

 

 

WILDMUM HANDMADE

Otra artista del bordado y que no debes perderte es Wildmum Handmade o Cristina, Cristi para los amigos. Maestra de educación infantil que tomó carrerilla a principios de junio de 2017. El cómo llegó a ser Wildmum debeis de conocerlo ya que puso carácter a la iniciativa de Cris.

 

 

“Es una larga historia, con una parte triste y otra muy bonita. Wildmum surge por unos problemas de salud de mi madre y un accidente de coche brutal en julio de 2016. Estando ella en la UCI, no podia parar de repetirle que por favor respirase conmigo, que no dejase de hacerlo. Mi madre salió de esas 48 horas cruciales y todo se estabilizó, cuando estaba mejor le dije: ‘mamá eres una salvaje, eres fuerte y una vez más me has demostrado que una actitud positiva ante las cosas, la vida se recupera. Eres mi wild mum para siempre’, y esbozó una sonrisa. Desde ese momento sabía que de ahí tenia que surgir algo bonito. Y así fue, a mis 28 años de vida mi madre me regaló un bastidor bordado para mi casa, y en ese mismo momento sabía que wild mum haría esas piezas únicas y tan originales para todos aquellos que las quisieran tener en sus hogares, eventos, momentos bonitos y especiales.”

Y es que las agujas, los hilos y las máquinas de coser formaron parte de Cris desde pequeña. Su madre aprendió de su abuela, modista en Paris durante años, ¡podéis imaginaros qué manos tiene y todo lo que les ha enseñado!

Ahora que ya sabemos algo más de Wildmum, vamos a ver qué tal es su día a día en el bordado.

Los encargos que recibe son muy variados, y para ella esa es la verdadera esencia de su trabajo. Personalizar una idea y bordarla para ella es muy especial. “Algo que está cosido queda para siempre, aunque lo quieras descoser, la tela ya está sembrada con cientos de puntadas y eso ya es para siempre.”

 

 

Entre sus proyectos ha bordado bastidores para nacimientos, detalles para bodas, porta-alianzas, bordados para decorar los rincones de bodas y para los hogares. Sus trabajos adornan ya varias habitaciones de bebés, salones de recién casados o cuartos de estar de madres y padres que fueron regalados en su día. A Cris le encanta crear por su cuenta y reinvindicar cosas e ideales de la actualidad o pasadas que se han quedado en el olvido.

A la hora de hacer el diseño, se guía por las ideas de sus clientes y luego les aconseja para poder llegar a un resultado final espectacular. Depende de los bordados le gusta ser detallista o minimalista, pero siempre se decanta por lo sencillo, lo recargado no le suele gustar. En sus creaciones si os fijáis hay mucho punto francés y rosas que se hacen con estrellas de 5 puntas. Todo ello sobre tela de piqué y lienzo moreno que dan ese toque bohemio tan bonito.

 

 

Aunque su día a día la tiene más que ocupada, siempre saca tiempo para bordar como mínimo una hora o dos, le ayuda a despejarse y avanza todo lo que puede en sus proyectos.  Además, últimamente está integrando pintura de tela en el bordado lo que da un resultado espectacular, lo que a sus clientes les encanta. ¿Quieres saber más? Échale un vistazo a sus redes:

IG: wildmum_handmade

FB: @wildmumhandmade

 

Le preguntamos a Cris qué era lo que más le gustaba de Mercería Botton. “Comparando precios con mercerías de calle y de internet, descubrí a Botton. Además, los bastidores que más se ajustaban eran los de ellos. Probé e hice un pedido de varios bastidores, me arriesgué ya que no me gusta mirar antes la madera y ver como están terminados, y cuando me llegó el primer pedido, ¡me sorprendió gratamente! Desde ese día compro mis bastidores allí, su atención es perfecta y los envíos rápidos. Pronto supe que detrás de la mercería había personas muy competentes y que les gusta lo que hacen.”

 

Qué aconseja Wildmun a principiantes

“Si empiezas a bordar porque necesitas evadirte, sigue practicando y practicando porque pronto verás la luz, además, hay muchos kits para comenzar a bordar que te facilitarán la labor. Pero ante todo os recomiendo que siempre os guiéis por vuestro instinto e intuición, así comencé yo, poco a poco y aprendiendo de las que más saben. “

“Mi kit de bordado básico y accesorios que nunca me fallan:

– El boli Frixion, eliminación de tinta con calor del secador, queda un bordado muy limpio y bonito.

– Los hilos que más uso son DMC, Anchor y Finca.

– Respecto a las agujas, depende el bordado, es un numero u otro según el grosor del bordado que quiera obtener.

– Las telas sobre las que bordo es piqué y lienzo moreno.

– Los bastidores que uso son de madera con tornillo en dorado. Los tamaños de 20cm y 15cm son mis preferidos, de Mercería Botton, ¡imprescindibles!

– Todos mis bastidores van acabados por detrás, con una tela que pega y que plancho para que quede perfecto.

– La tela suelo perfumarla con un olor muy peculiar y que me recuerda a mi infancia. Un toque personal y que me representa 100%.”

 

 

“Para comenzar a practicar tu bordado, elije un bastidor de pocos centímetros para que puedas manejarlo con mayor facilidad. Dibuja una figura fácil y sencilla para ti, y solo queda que practiques y practiques. Bordar es más fácil de lo que parece, ten paciencia y no desesperes, saldrá bien.

El tejido que elijas que no sea muy flojo ni muy apretado, ayúdate cada poco del tornillo de tu bastidor para ajustar la tela y puedas bordar con facilidad. Y por último te doy este consejo maestril muy deformación profesional: el aprendizaje es acumulativo. Cuanto más haces algo, más fácil será. ¡Y adelante que tú puedes!”

 

 

MODERNA DE MIERDA

No os dejéis engañar por el pseudónimo porque Esther González, su creadora, es una auténtica rompedora del mundo del bordado de punto de cruz. Y es que desde muy pequeñita se sintió atraída por el mundo de las labores tradicionales. Un día descubrió a su prima mayor haciendo punto de cruz y no pudo resistir la tentación de pedirle que le enseñara a bordar. Esa ida y venida de la aguja la enamoró y desde entonces no dejó de hacerlo.

 

 

Moderna de Mierda nació en febrero de 2013 con intención de quedarse para mucho, mucho tiempo. Con aires innovadores y con temáticas, aunque muy variopintas, sobre todo originales. Si hay algo que representa a Esther, sin duda es la temática que utiliza, que suelen ser series, películas, música, hasta temas más tradicionales (flores, animales, etc) pero siempre con un toque moderno.

 

 

Moderna de Mierda se define más bien minimalista, pero es capaz de realizar al detalle bordados de lo más elaborados. Entre sus proyectos podréis encontrar desde encargos para bodas, regalos de cumpleaños, ¡hasta carteles para tiendas o logotipos!

Creativa a más no poder, es capaz de sacar patrones complejos con tan solo una fotografía. Una vez tiene el diseño, con solo hilo y aguja saca sus bastidores ya bordados en cuestión de 2 días, para encargos especiales. “Depende del tamaño del bordado, en una semana tengo listos los pequeños, aunque los grandes o aquellos que tienen mucho detalle suelo pedir quince días de margen.”

 

 

Aunque en numerosas ocasiones usa bastidores para apoyase, siempre se ha sentido más cómoda trabajando al aire. Ahora tiene en mente lo de bordar directamente sobre ropa, más en concreto sobre camisetas, lo que de seguro más de un fan está deseando ver.

Bajo su mente creativa y manos inquietas encontraremos también que se le da casi igual de bien tejer con dos agujas. No le dedica el tiempo que le gustaría pero siempre trata de sacarle unas horas extra a la semana para la labor. Y para más inri, el encaje de bolillos es otra de las técnicas que le encantaría aprender en un futuro no muy lejano. ¡Todo un torbellino!

Si tienes ganas de ver todos sus proyectos, podrás encontrarla en:

IG: moderna_de_mierda

FB: @modernademierd4

 

Cliente incondicional de Mercería Botton de quienes destaca:

“Es la mercería de referencia en Albacete, donde puedes encontrar de todo y además te asesoran, y el trato es excelente.”

 

Tips de Moderna de Mierda para principiantes:

“Es importante que encuentres la motivación de los pequeños detalles, que si te gusta lo que haces, no hay nada más enriquecedor. Ver como poco a poco vas consiguiendo cosas que creías imposibles y que con un poquito de iniciativa salen casi por si solas.”

“Lo que siempre llevo encima para mis bordados y que nunca me falla es este kit sencillo que seguro que a ti también te funciona:

– Un poquito de tela 100% algodón, mis preferidas son las que tienen tonos beige y negro. Dan a mis bordados un toque más moderno y diferente.

Agujas para bordar con la punta redondeada o sin punta. Las uso de varios tamaños, dependiendo del bordado.

– Mi cajita de hilos DMC y Anchor que siempre tengo a rebosar y aún así siempre pienso en más y más colores.

– Unas tijeras pequeñitas para cortar los hilos y hebras sobrantes.

– Y un bastidor de madera, con buena calidad.

“Si estás pensando probar el bordado, no dudes más, coge aguja e hilo y sobre cualquier tela que tengas en casa prueba unas puntadas. Poco a poco sentirás curiosidad por saber más y de hasta dónde eres capaz de llegar. ¡Adelante!”

 

 

 

Ya ves que el mundillo de las labores y bordados no se ha quedado tan solo en nuestras madres o abuelas. Se está abriendo todo un abanico de posibilidades y personas tan creativas como Nuria, Cris y Esther que consiguen dar nueva vida al campo. Un universo de colores, ideas y sentimientos que nacen de unas manos jóvenes con ganas de seguir con la tradición aportando aires rejuvenecidos.